martes, 4 de marzo de 2014

¿Y tu, que escuela quieres para la sociedad en la que vivimos?

Después de haber estado trabajando estas semanas sobre este proyecto, informándonos, reflexionando sobre esta gran pregunta que a todos en gran parte nos concierne. Y es ahora, después de haber estado indagando sobre la escuela que no queremos, he llegado a la conclusión de la escuela que quiero, y que pondré en practica futuramente cuando sea docente, quizás no todos estemos de acuerdo, pero a lo que estamos todos de acuerdo es que todos debemos estar en igualdad de oportunidades para la adquisición de una buena educación, ¿y que es una buena educación? Os preguntareis muchos, una buena educación para empezar a mi modo de verlo, es tener valores, ser moralmente correcto para que el ser humano pueda vivir en sociedad en armonía, cooperando para llegar al bienestar de todos, ¿Y eso como se hace? pues como bien he dicho adquiriendo valores, que algunos adquieren en su hogar pero otros muchos no, y es la escuela por ello el que tiene que ocupar la función compensadora a los menos afortunados en este aspecto y darle una igualdad de oportunidades para adquirir dichos valores. Pues bien para empezar todo esto de lo que he hablado anteriormente que escuela lo lleva a cabo en su mayor medida, aunque hay cosas que debemos cambiar a la larga, dicho papel lo asume la ESCUELA PUBLICA, una escuela publica de todos y para todos. Cuales son los aspectos destacables que creo que debe tener una escuela para que sea una escuela en valores.

1. Una educación inclusiva, donde no sean unos los “normales” y otros “los diversos”. Son muchas las estructuras de una escuela aún decimonónica y, como tal, homogeneizadora,que hay que trasformar.

 2. Una educación intercultural que, sin renunciar al anclaje de nuestras hijas e hijos en su propia tradición cultural que es múltiple y diversa, los abra a una ciudadanía global y cosmopolita, dispuesta a mirar cara a cara los problemas del mundo. 

 3. Una escuela laica que favorezca, precisamente por ello, el respeto a las creencias religiosas de cada uno de sus miembros. 

4. Una escuela no solo mixta sino también coeducativa, atenta a revisar críticamente los modelos heredados de lo que significa ser hombre o mujer para acabar así con tantas desigualdades y contribuir a que tanto chicas como chicos puedan construirse como personas sin ver lagunas imprescindibles de su desarrollo personal, social y profesional. 

5. Una escuela democrática abierta a la participación de todos los miembros de la comunidad educativa y miembros familiares donde el respeto, el diálogo y la deliberación argumentada creen los marcos imprescindibles para el aprendizaje y la convivencia.

6.Una escuela atenta a la innovación y anclada en la tradición, alerta a cuanto las tecnologías de la información y la comunicación puedan aportar a las formas de enseñar y aprender, a la construcción compartida de conocimiento, al tiempo que se interroga acerca de qué parte de la tradición debemos desprendernos y cuál debemos salvaguardar del vértigo de los tiempos.

7. Una escuela, en fin, transformadora y liberadora, que no sea rehén de una pretendida rentabilidad económica y que ponga en el centro de su atención el desarrollo armónico de cada persona y la formación de sociedades más justas y cohesionadas. Nada de todo esto nos será dado desde arriba. Combinemos, pues, la necesaria denuncia de lo que compete a los poderes públicos, con la energía, el rigor, la audacia y la imaginación que nos permitan construir, entre todos, la escuela que queremos y a la que no estamos dispuestos a renunciar. 

8. Una jornada educativa abierta para todos, con esto me refiero que la escuela esté a disposición de todo aquel que lo requiera al horario que precise, una escuela para la necesidad de todos.

9. Un aprendizaje significativo, es decir que sean los niños los que formen su aprendizaje según sus necesidades, según sus intereses.

10. Una escuela bañada en valores, una escuela que le de más importancia en educar en valores que enseñar conceptos insignificantes a niños que demandan abrirse al mundo, expresarse etc.

 Esta es la escuela que yo quiero, y tu ¿Que escuela quieres para la sociedad en la que vivimos?

 Los niños son unos verdaderos maestros de la sencillez y la imaginación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Wikipedia

Resultados de la búsqueda