domingo, 9 de marzo de 2014

Aprendizaje, ¿De donde viene?

¿A veces sientes que eres capaz de mucho mas de lo que la sociedad espera de ti? A mi me pasa, ¿recuerdas cuando eras adolescente? cuando la escuela tenía menos que ver con la pasión por aprender y mas que ver con las calificaciones y las buenas notas, ¿cuantas veces estuviste en clase sentado aburrido, desesperado por salir de ahí? Todos los adolescentes y niños sienten eso.
Albert Einstein actúa en consecuencia de eso, a los 15 años, estando en clase de pronto decidió que ya era suficiente, se puso de pie y se fue y nunca más volvió, como bien decía Einstein  "Es un milagro que la curiosidad sobreviva a la educación reglada"
Recuerdas  cuando eras un niño, y todo lo que querías era jugar con las casas desmontarlas, agarrarlas y tirarlas, y los demás te decían NO NO NO, te decían niños bueno cuando estabas quieto y niño malo cuando no podías quedarte quieto, todo con las mejores intenciones claro, pero eso no lo hace menos descabellado, porque de hecho nuestra capacidad de crear y aprender no tiene fronteras y los últimos estudios los demuestran, en los últimos 25 años la inmersión de los estudios de las resonancias magnéticas han permitido a los científicos ver que partes del cerebro utilizar, para cada tipo de pensamiento, ahora sabemos infinitamente mas sobre como aprendemos, sobre que es la inteligencia humana.
¿Entonces quieres saber de que eres capaz realmente? Empecemos por el principio, el cerebro de un bebe es asombroso, no tarda 9 meses en crearse si no 7 millones de años y unas 350 mil generaciones.
Todas nuestras habilidades, conocimientos y talentos cultivados por nuestros ancestros están almacenados en el cerebro del bebé, son como muchos programas de software que se activan cuando el bebé se relaciona con su entorno, y lo más asombroso y que si no se activa en el momento apropiado simplemente desaparece.
Pensemos en el lenguaje por ejemplo, si un niño no está expuesto al lenguaje antes de los 8 años es posible que nunca pueda hablar; puedes ver entonces lo importante que es la interacción que despierta y refuerza nuestra inteligencia latente y algo más , hemos evolucionado para aprender mirando los casos de diferentes perspectivas y conectándolas, eso lo hacemos a través del juego, ¿no seria maravilloso tener esto presente al criar a los niños? dejarles jugar de pequeños y también cuando empiezan a hacerse más grandes?.
Según su maestro Darwin nunca llegaría lejos porque pasaba demasiado tiempo jugando con insectos, entonces, dejemos que los niños jueguen, que el juego nunca es solo juego, esto implica gastar mas tiempo y energía.
Veamos lo que pasa  en el cerebro de un niño de 11 años, al crecer se rompe sus conexiones establecidas en la infancia.
De los 12 a los 20 años aproximadamente, en el cerebro del joven sucede el equivalente a un terremoto.
Basta de aceptar lo que digan los adultos, el cerebro del adolescente necesita hacer las cosas a su manera, por que si no hubiéramos desarrollado éste impulso de hacer las cosas de manera diferente jamás habríamos llegado tan lejos.
Hasta hacen 60 mil años para los niños era conveniente crecer pareciéndose a sus progenitores, hasta que llegó la ultima edad de hielo, debemos estar agradecidos de los muchos ancestros que decidieron separase de sus padres condenados a morir en las cavernas, construyeron balsas y cruzaron los océanos, esperando encontrar climas mas cálidos; esto hizo que correr riesgos se convirtiera en el rasgo principal del adolescente.
Imagina que pasaría si le diéramos al adolescente la libertad de prender esa lucha, en lugar de forzarlos a sentarse pasivamente en clase, ¿Que pasaría si confiáramos en que el anterior aprendizaje por imitación ahora les permite desplegar las alas y resolver las cosas por si mismo?
Esto puede sonar aterrador, pero no lo es, porque si permitimos que su curiosidad natural surja desde la infancia los adolescentes estarán deseosos de aprender y conquistar cimas inexploradas del pensamiento y eso no es aterrador, es altamente estimulante, hemos evolucionado para ser así, es los que nos convierte en personas plenas y adaptadas.

Dejemos de tratas de vivir de una manera perfectamente contraria a la forma en que estamos programados, permitamos que nosotros como la próxima generación reivindiquen el increíble regalo de nuestros ancestros.

La adolescencia no es un problema, es una oportunidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Wikipedia

Resultados de la búsqueda